seguros-1

La Costa Brava un lugar perfecto para disfrutar con tu barco en vacaciones

Por fin es verano y sabemos que en estos momentos las vacaciones y el disfrute con familia, amigos y demás puede respirarse en el ambiente. Es tiempo de aprovechar el sol y el buen tiempo. Por ese motivo, te animamos a coger tu embarcación y salir a disfrutar de ella. Sin embargo, en muchas ocasiones tenemos claro qué queremos hacer pero no dónde. Para solucionar ese pequeño inconveniente, hoy te recomendamos algunos lugares de la Costa Brava en los que aprovechar al máximo tu embarcación y pasarlo en grande mientras te recreas en las maravillas que ofrece este paisaje propio del Mediterráneo.

La zona costera conocida como Costa Brava abarca desde Portbou, en la frontera con Francia, hasta el pueblo de Blanes. Un total de 214 km de franja litoral por los que navegar con tu embarcación. Son muchos los espacios que solo pueden visitarse por mar y que dejan maravillados a todos los que pasan por allí, una experiencia única ofrecida por espacios naturales impresionantes entre los que aparecen calas, playas y acantilados, ¿te lo vas a perder?

Islas Medas

Este archipiélago, se erige frente a la zona central de la Costa Brava y está conformado por un total de siete islas. Destaca por su gran biodiversidad, razón por la que se incluye dentro del Parque Natural del Montgrí. Perfectas para los amantes de los animales, tanto terrestres como acuáticos. Es el lugar ideal para salir con tu embarcación y practicar snorkel al mismo tiempo que intentas divisar especies como el sardo breado o el dentón. De la misma forma destacan especies vegetales subacuáticas como el coral rojo, que se encuentra actualmente en peligro de extinción. El respeto hacia todas estas especies y los paisajes que muestra la zona recalcan la importancia de realizar un buen empleo de nuestras embarcaciones.

Cala de Sant Francesc

Idílica cala situada entre Blanes y Lloret del mar, a la que podemos acceder tanto a pie como en barco. Un lugar soñado donde pasar un buen día acompañado o en solitario, prestando atención a nuestros hobbies para olvidar la rutina y centrarnos en disfrutar de nuestras embarcaciones.

Ha recibido el distintivo de Bandera Azul, premio o galardón que se entrega cada año por la Fundación Europea de Educación Ambiental.

Costa de Tossa

Llegamos a una de las paradas obligatorias en Gerona cuando queremos diversión, pues estamos hablando de uno de los lugares más animados de toda la Costa Brava. Amarra tu barco y disfruta del ocio que te ofrece este pueblo marinero. Es también conocido por sus perfectas características para practicar snorkel u otros deportes náuticos.

Sus aguas cristalinas, así como el magnífico clima ligado a la zona, hacen de esta playa un lugar increíble para fondear.

Por si estos motivos fueran pocos, cuenta con las Torres Circulares, que datan de la época medieval. Ofrecen una vista de lo más romántica para pasar un buen día en pareja. En definitiva, un lugar utópico al alcance de la mano.

Playa de Santa Cristina

Podemos acceder a ella a pie, a través de la Ermita de Santa Cristina (S. XVIII), o en barco, por medio de la Punta de Canó y la Punta de Levante. Cuando accedamos a ella con nuestra embarcación tendremos que aumentar las precauciones, ya que la profundidad es escasa.

Una playa utópica aislada de los vientos de los cuatro puntos cardinales. Sus aguas siempre están en calma, lo que transmite una sensación de relajación inmensa que te permitirá despejar la mente de todo pensamiento negativo.

Islas Formigues

Este pequeño archipiélago, formado por un total de 16 islotes situado en las inmediaciones del puerto de Palamós. Cuando el mar está bravo suele desaparecer, es por esto que cuenta en uno de los islotes, el conocido como Formiga Gran con un faro de navegación para indicar su posición.

El conjunto de islas, al igual que Medas, es conocido por su biodiversidad, tanto por parte del mundo animal como del vegetal.

No lo dudes y visita todos estos destinos junto a tu embarcación mientras disfrutas de todo lo que Costa Brava puede ofrecer. No solo disfrutas tú, tu barco también.